Imágenes independientes (Carlos Calvo y Tasio Peña)

Mi amistad con Carlos Calvo se remonta al año 1985. Lo conocí en un cursillo que la Sección de Cine de la S.F.Z. desarrollaba sobre realización cinematográfica. Mi trabajo dentro del temario que se había aprobado, era el de profundizar sobre el guión cinematográfico y el manejo de la cámara, esta circunstancia me permitió tener un trato directo con los cursillistas, uno de ellos era Carlos. La primera impresión que tuve de él, era la de un tipo bohemio con pinta de cantante rock que vivía casi para el cine, amigo de coleccionar casi todo lo que se derivaba de ello: carteles, programas de mano, fotografías etc. La parte final del cursillo consistía en el rodaje de un cortometraje, el guión salía de un concurso que realizaban los propios cursillistas. El trabajo de Carlos Calvo fue elegido y “El secreto de la gran laguna” título de la historia, sería también el nombre de su primera película. Para el rodaje le facilite la Electro LD6 de Yasica, una cámara prácticamente indestructible y que parecía estar diseñada para estos menesteres. Posteriormente en la sonorización, estuvimos Arturo Briones y yo, ayudando a darle el último empujón al cortometraje, que por cierto estaba interpretado por el pintor Pedro Calavia y una niña que era un encanto y cuyo nombre no recuerdo. De esta manera conocí a Carlos, un zaragozano que junto a Tasio Peña están realizando una labor importante en la difusión de actividades relacionadas con el cine, y de las que hablaremos en este capítulo.

Tasio Peña es un conquense afincado desde la niñez en Zaragoza. Si algo define a Tasio y a sus películas posiblemente sea su particular sentido del humor, es como si en una botella mezcláramos nitroglicerina y un poco de azúcar agitándolo posteriormente. Tiene ideas bastante claras en lo que respeta al cortometraje y su distribución: “…de lo que se trata es que vean tus películas, no hace falta arruinarte realizando cine en 35 mm. con dudosa salida si no esta apadrinado, porque al final terminas con la película debajo del brazo y sin dinero. El futuro y la nueva distribución del corto esta en la red.”. Esta percepción que comparto plenamente con Tasio y que por otra parte está en marcha desde hace algún tiempo, tiene la extraordinaria posibilidad de que el cortometraje llegue a todos los rincones con una divulgación difícilmente imaginada, gracias a los nuevos sistemas de comunicación vía internet. Sobre ello, y de sus proyectos, hablé con él en la trastienda de Carlos en una tormentosa tarde de julio, con agua y truenos como banda sonora de apoyo. Tasio es una persona inteligente, abierto y sincero, que junto a Carlos Calvo hacen un equipo capaz de llevar cualquier proyecto a la realidad.

Carlos y Tasio se conocieron en un certamen de cortos al principio de los 90. Cada uno había realizado cine con anterioridad. La comunión de ideas y conceptos les llevo a perfilar proyectos en común. A ellos se uniría Carmen Navales, juntos fundarían en 1992 “Imágenes Independientes”, aunque este último miembro derivaría su camino hacia la fotografía . Una vez constituido el grupo, su trabajo se desarrolló en dos áreas diferenciadas, esto es: la realización cinematográfica y el quehacer que durante años han realizado en eventos como maratones de cine, ciclos y semanas culturales, sin olvidar su participación en certámenes, revistas y catálogos generalmente relacionados con el séptimo arte. Un trabajo que normalmente suele estar muy poco valorado, sobre todo si no se tiene ansia de notoriedad como es en este caso.

La trayectoria cinematográfica de Carlos y Tasio antes de la creación del grupo, tenía un cierto bagaje, Carlos Calvo había dirigido y producido en los 80 películas como “Primeras imágenes”, su trilogía “Contactos” y ” A lo lejos”. Trabajos principalmente experimentales. Tasio aportaba una producción con tintadas de humor ácido: “Abrasiva”, “Pasiones Turmix”, “Frigo calorías”, “Ragazza de mis entrañas”, “Maruja sangrienta” y “Temperamento” entre otras. Ello indicaba una cierta madurez, elemento importante que sirvió para darle un fuerte impulso desde el principio al proyecto. La producción cinematográfica del nuevo grupo es impulsada substancialmente por Tasio Peña. Entre los cortometrajes de “Imágenes Independientes”, es destacable la trilogía “Crónicas domésticas”, uno de los trabajos más divertidos que se han proyectado. La filmografía no es excesiva hasta la fecha, gran parte del trabajo del grupo se ha centrado en la promoción de actividades relacionadas con el cine.

Posiblemente sea esta la parte más conocida del grupo, la realización de eventos cinematográficos. Tendríamos que hacer referencia en este sentido por la importancia que tiene “La vida en sombras”, una exposición que ha recorrido bastantes sitios y que se realizó para los circuitos culturales del Gobierno de Aragón, en ella podemos ver diferente material y objetos fílmicos. También es muy destacable las “Jonadas de cine mudo de Uncastillo” con varias ediciones a la espalda y que se componen de exposiciones, talleres, proyecciones y homenajes como el realizado en su tercera edición a Luis Buñuel. Otra faceta y que tuvo un gran seguimiento, fueron los maratones de cine que se desarrollaron en tres ediciones consecutivas y con diferentes temáticas, el primer año estuvo dedicado al centenario del cine español visto desde la perspectiva del cine independiente, pasando el segundo a la proyección de cine erótico por un lado y al seguimiento de lo que había sido el cine en pequeño formato en los años 60, 70 y 80. La última edición estuvo dedicado a las películas inéditas y que fueron rescatadas algunas de ellas de viejas cabinas de cine, por supuesto no faltaba la proyección de cine independiente, denominador común en estas tres ediciones. A este febril trabajo se suma cursos de fotografía y vídeo impartidos en varios programas de actividades del Ayuntamiento de Zaragoza, y otros realizados en diferentes poblaciones de nuestra Comunidad Autónoma. Todo un ejemplo de dinamismo difícilmente comparable y que se ha realizado siempre de manera altruista.

Tipos como estos y dicho en tono de total fascinación, son los que en silencio y sin afán de protagonismos, realizan una labor que tendría que hacer reflexionar a más de una Institución, que con más medios son incapaces de llevar iniciativas y menos proyectos. Pero da la sensación que esto es una enfermedad casi crónica en el panorama cultural, esto se pone de relieve cuando gran parte de las actividades en un porcentaje muy elevado, son propuestas de asociaciones que tienen que pasar por un cierto paternalismo Institucional, en espera de la consiguiente ayuda que suele ser bastante caprichosa. Pero ya sabemos que para la cultura hay poco dinero y bastante mal repartido, por eso se admira el trabajo de gente como Tasio Peña y Carlos Calvo, sea este nuestro reconocimiento por su aportación a la cultura en general y al cine en particular.

Armando Serrano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s